Twitter- herramienta para periodistas

Tomado de: http://www.re-visto.de/?p=726

A los ojos de muchos periodistas, Twitter sigue siendo poco más que un “estúpido e innecesario flujo de palabras”, tal y como lo describe el semanario alemán Der Spiegel. La razón reside en que, cuando es aún principiante, cuesta encontrarle la utilidad. Pero sí, Twitter es una herramienta útil para periodistas.

“Una cosa que se puede decir con certeza de Twitter es que produce una primera impresión terrible”.  Esto lo constató Steven Johnson con absoluto acierto en el artículo de portada del Time Magazin de junio.

Por lo tanto, sólo existe un camino para descubrir si realmente Twitter sirve o no para algo: olvidarse del impacto inicial y lanzarse a twittear uno mismo. Evidentemente, no basta con configurar un perfil, seguir al actor y número 1 en Twitter Ashton Kutcher y a Barack Obama, escribir un simple “hola estoytwitteando” y acto seguido desaparecer tres semanas para quejarse a la vuelta de todos los seguidores-spam y sentenciar que, como ya se sabía desde el principio, Twitter es una inútil pérdida de tiempo. Así sólo se consigue que la primera impresión sea también la última.

Pese a toda reticencia, Twitter puede llegar a ser una buena herramienta, si uno se lo toma en serio y se enfrenta a él con cierta ambición.

Aquí, un intento de demostrar, sobre la base de ejemplos prácticos, el aporte que puede ser Twitter para el trabajo diario.

re-visto twittea desde marzo. Pero, ¿de qué nos sirve?

1. Personalizado ticker de noticias.

Uno de los tweets más famosos: Janis Krums reporta sobre la caída de un avión en el rio de Hudson en Nueva YorkUno de los tweets más famosos: Janis Krums reporta sobre la caída de un avión en el rio de Hudson en Nueva York

Quienes opinan que Twitter es un “estúpido e innecesario flujo de palabras”, no han entendido su funcionamiento. Por supuesto que por Twitter circula mucha tontería- pero sólo yo decido a quien sigo y a quien escucho. A través de re-visto sigo en Twitter a medios clásicos como el New York Times, El País o las Breakings News de CNN. La mayoría de las instituciones que se dedican al periodismo de investigación cuentan igualmente con perfiles en Twitter (una lista encuentra aquí). Por esta vía me llegan las últimas novedades sobre los eventos, los cursos y las publicaciones de la Fundación Nuevo Periodismo de García Márquez; también estoy al tanto de las indagaciones que hace la organización Pro Publica o el Washingtonpost. Sólo porque sigo al Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) me enteré hace poco de la convocatoria de una muy concurrida conferencia en Lima, dedicada al periodismo de investigación. Gracias a Twitter recibí información sobre las ponencias, me pudieron hacer llegar el enlace a la retransmisión en vivo de la conferencia subsiguiente y, a lo largo de la misma, los participantes fueron colgando en Twitter las citas claves de los conferenciantes, además de referencias a entradas de blogs relacionadas con el tema.

Lo que hace de Twitter una herramienta tan valiosa es que se puede seguir a personas concretas que, bajo nuestro punto de vista, tengan algo interesante que contar. Por ejemplo, existe un amplio grupo de periodistas chilenos, colombianos, venezolanos, bolivianos y peruanos que usan Twitter para informar sobre su trabajo (El blog 233grados.com ha hecho unas listas con periodistas de diferentes países latinoamericanos), colgar enlaces o discutir temas candentes. Vía Twitter sigo en estos momentos el debate entre los usuarios bolivianos de cara a las próximas elecciones de diciembre. O me entero de lo que otros docentes de periodismo cuentan sobre su trabajo (por ejemplo @mediaideas, @jlori@alvaroliuzzi)

Twitter nos ayuda a mantenernos informados sobre nuestro campo de especialización profesional. Twitter se ha convertido en mi ticker de noticias personal. Ya no tengo que abrirme paso entre cientos de boletines informativos ni visitar un sinfín de páginas web. Twitter es mi página de inicio. Y si de vez en cuando un twitterolanza algo banal: ¿por qué no? También eso lo leo con interés. Nadie se queja de que el portal de un periódico sea variado y contenga todo tipo de noticias, de todos los países – al contrario.

2. Ideas para futuros reportajes.

Twitter es un filtro social del que extraer temas. No nos ofrece titulares sin más, sino que son los usuarios quienes nos recomiendan algo, lo comentan, opinan sobre ello. El simple hecho de leer merece la pena. Leer, por ejemplo, lo que se escribe sobre el golpe de Estado en Honduras, o sobre las medidas de Chávez contra los medios de comunicación en Venezuela, o sobre las crueldades que comete el ejército colombiano. De estos retazos de conversaciones nacen ideas para futuros reportajes, se reciben impulsos acerca de la orientación que se le podría dar a un tema determinado, acerca de aquello que al lector tal vez le interese.

3. Hacer contactos.

Hace poco anuncié en Twitter la celebración de un taller en Bolivia y al aviso respondieron varios usuarios desde La Paz. Entre ellos se encontraba el bloguero Mario Durán. Mario vive en El Alto y trabaja para que la gente del lugar tenga acceso a Internet. Junto con algunos amigos ha puesto en marcha un proyecto de periodismo ciudadano: la idea es que los jóvenes de El Alto escriban blogs sobre su día a día. Invité a Mario a participar en nuestro seminario. Allí le contó a los presentes, periodistas radiofónicos llegados de todo el país, las experiencias bolivianas con la Web 2.0. ¡Es increíble cuántas personas se organizan en Bolivia a través de las redes sociales! Gran cantidad de blogueros twittearon el referéndum constitucional en enero de 2009. Algunos lograron incluso que sus observaciones llegasen hasta el New York Times.

Hacer contactos a través de Twitter es muy sencillo: con @+ el nombre del usuario se logra contactar a cualquiera- que conteste es otra cosa. Algunos de mis colegas han conseguido acordar más de una entrevista usando Twitter, por ejemplo, cuando los iraníes que viven en Berlín se manifestaron contra el régimen de Ahmadineyad.

La comunicación vía Twitter es increíblemente fácil, directa y rápida. Sin palabrería superflua, yendo directamente al grano. Con Tim Weber, el editor de economía de la BBC News radio+interactive, mantuve hace una “mini conversación” sobre el futuro de los nuevos medios.

4. Investigar.

A veces, merece la pena pedirles consejo a los usuarios de Twitter. El pasado junio de 2009, cerca de Bagua, en la región amazónica de Perú, se produjeron graves enfrentamientos entre la policía y los pueblos indígenas. Se habían convocado manifestaciones contra la explotación petrolera de la región y éstas acabaron con un número importante de muertos. La información que llegaba sobre lo sucedido era difusa. En sólo un par de días habían aparecido cientos de blogs que trataban el tema. Así que me decidí a preguntarles a los usuarios peruanos de Twitter qué blogs y qué medios recomendaban para recibir información de primera mano sobre lo que estaba pasando. Me llegaron varias respuestas y gracias a ellas descubrí algunos blogs con los que nunca me habría topado a través de Google.

El “crowdsourcing”, es decir, el preguntar por el saber popular sobre una cuestión, se está convirtiendo en un procedimiento cada vez más usado en Twitter. Cuantos más “followers”, seguidores, se tiene, más efectivo resulta.

5. Autopublicidad: el poder del re-tweet.

Twitter es una plataforma que le permite a toda información generar un efecto bola de nieve, y eso totalmente gratis. Cuando el pasado mayo sacamos re-visto a la luz, lo anuncié en Twitter. En aquel momento, contábamos con unos 150 followers, que no son muchos. Pero algunos de nuestros seguidores encontraron el tweet (entrada o actualización del estado) tan interesante que lo reprodujeron, es decir, practicaron el re-tweet. Los 140 caracteres que había escrito sobre re-visto alcanzaron en cuestión de segundos a más personas de las que jamás pudiéramos haber contactado por medio de un caro y trabajado folleto.

Conclusión: siendo periodista, merece la pena dedicar un poco de tiempo a familiarizarse con Twitter- y no sólo, por cierto, con sus lados positivos, sino también con los negativos. No me atrevo a lanzar un pronóstico sobre si Twitter logrará establecerse con éxito o no. Pero su concepto comunicativo seguro que tiene futuro y éste es sin duda una herramienta útil para los periodistas.

Resumiendo, podemos decir que Twitter…

Es una plataforma de difusión de contenidos con mucho potencial.

Posibilita el diálogo directo (a tiempo real) con el público objetivo (o partes del mismo).

Nos facilita el llegar a nuevos usuarios.

Ayuda a construir una comunidad.

Ofrece vías alternativas a la hora de investigar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s