Verdades y mentiras sobre el asilo de Julian Assange

¿Debe Assange temer que su extradición a Suecia se transforme hasta en pena de muerte en EEUU? ¿Puede el Reino Unido retirar el estatus diplomático a la embajada de Ecuador en Londres? Respondemos a estos y otros puntos de la polémica que enfrenta a ambos países.

¿Qué condiciones debe reunir una persona para ser refugiada política?

Hay dos tipos de refugiados políticos: el que obtiene “asilo político” y el que recibe “asilo diplomático”.

El asilo político está definido por la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 firmada por 141 países, según ACNUR. Su artículo 1.A.2 establece que el asilo se le concederá a una persona cuando haya “fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas”.

El asilo diplomático -por el contrario- es una fórmula aplicada únicamente en América Latina a través de convenios y la costumbre de derecho, explica el catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales en la Universidad Autónoma de MadridAntonio Remiro Brotóns.

Este es el tipo de protección que Ecuador ha otorgado a Julian Assange, pues para poder optar al “asilo político” habría sido necesario que se encontrara en ese mismo país. Al estar en una misión diplomática, solo podía optar a la segunda opción.

¿Está Londres obligado a respetar el asilo diplomático otorgado a Julian Assange en la embajada de Ecuador?

El Reino Unido puede apresar al fundador de la web de filtraciones Wikileaks solo fuera de la legación diplomática ecuatoriana. Las autoridades británicas aseguran que únicamente tratan de cumplir la ley, pues su Tribunal Supremo dio luz verde a la extradición de Assange a Suecia. Allí se le requiere por supuestos delitos sexuales.

“Londres no está obligado a ofrecer un salvoconducto”, explica Brotóns, que también dirige un máster en derecho internacional de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Es lo que pide Quito para permitir a Assange salir de la embajada y tomar un avión a Ecuador, pero el salvoconducto es una fórmula que únicamente observa el estatus de “asilo diplomático” no observado fuera de América Latina.

Eso sí, Assange puede permanecer en la embajada indefinidamente.

¿Puede el Reino Unido retirar el estatus diplomático a la embajada de Ecuador en Londres, donde se refugia el fundador de Wikileaks desde el 19 de junio?

Es la posibilidad que baraja el Gobierno de David Cameron, basada en una legislación nacional que -según destaca Brotóns- contraviene el derecho internacional, al menos en este caso.

Aquella ley se redactó para otro tipo de situaciones, en las que las legaciones diplomáticas pudieran suponer un peligro para la ciudadanía británica, indica el catedrático. Se produjo después de un episodio en el que desde la embajada libia en Londres dispararan a la calle, explica.

“En una sede diplomática no puede entrar ninguna fuerza sin el consentimiento del jefe de la misión”, recuerda Brotóns. La Convención de Viena de 1961 sobre Relaciones Diplomáticas (PDF) establece la “inviolabilidad” de las misiones diplomáticas, uno de los derechos más asentados internacionalmente. Por ello, sobre retirar el estatus diplomático, el profesor es claro: “Me lo tomaría como un chiste”.

Assange y su gente sostienen que la extradición a Suecia implica una conspiración política liderada por Estados Unidos, que le podría juzgar duramente por desvelar secretos de Estado. ¿Está justificado ese temor?

“Tanto la posición de Gran Bretaña como la de Suecia carecen de credibilidad. Eso implica que detrás hay otras cosas. Está claro”, indica el catedrático de derecho internacional.

No cree que los supuestos delitos de las características por las que se le requiere en Suecia –donde no hay acusación formal, sino requerimiento para comparecer- se hubiera perseguido con la misma contundencia a una persona anónima que no hubiera filtrado documentos clasificados de un país como Estados Unidos.

Brotóns subraya que la denuncia de violación que pesa sobre Julian Assange –además de otros delitos sexuales- se debe a la peculiar ley sueca. Y es que la denuncia admite que fue sexo consentido aunque Assange se habría negado a usar preservativo a pesar de la petición de la otra parte. “En España esto no sería delito”, aclara.

¿Podría EEUU ejecutar a Julian Assange por espionaje?

Cuando Robert Meeropol tenía tan solo seis años perdió a sus padres. No fue por accidente: la justicia de EEUU ejecutó a Julius y Ethel Rosenberg después de que un tribunal les declarara culpables de haber pasado información nuclear secreta a la Unión Soviética. Son los únicos civiles que han muerto bajo una Ley de Espionaje que data de 1917.

Antiguos fiscales de EEUU explicaron a The Washington Post que las acusaciones bajo la Ley de Espionaje -no formuladas oficialmente contra Assange- son difíciles, porque existen sentencias posteriores a 1917 del Tribunal Supremo que introducen matices en los derechos a la libertad de expresión, que incluiría la libertad de información (la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU).

Amnistía Internacional apunta en un comunicado oficial que “si Julian Assange fuera enviado a Estados Unidos, sí enfrentaría realmente riesgo de sufrir violaciones graves de sus derechos humanos“.

Entre ellas, destaca la “violación” de su derecho a la libertad de expresión y a la libertad. También incluye “la violación de su derecho a la vida, si cabe imponer la pena de muerte en los procedimientos de que pueda ser objeto en Estados Unidos y posibilidad de sufrir tortura y malos tratos”.

¿Corre peligro en Suecia el fundador de Wikileaks?

Brotóns considera surrealista que Suecia se haya tomado tantas molestias con Assange cuando no existe una acusación formal de la fiscalía de ese país. Aún así, admite que “Suecia es un país con una ejecutoria en sus políticas solidarias digno de elogio”. Amnistía Internacional, que está siguiendo también de cerca el caso, coincide en que no hay motivos para temer por el respeto a los derechos humanos de Julian Assange en ese país.

Pero tanto el profesor como la organización internacional de derechos humanos temen una posible extradición a Estados Unidos, debido al trato que ha recibido el soldado Bradley Manning, supuesto cómplice de Wikileaks, sometido inicialmente durante meses a un aislamiento absoluto del exterior sin juicio previo.

La defensa de Assange teme que –dado los tratados bilaterales existentes entre Suecia y EEUU- la extradición se produzca enseguida. Aunque Brotóns recuerda que la ley sueca es “garantista”, sí puede acceder a enviarle al país aliado si éste le reclama por “delitos comunes”.

Aún así, la presión de la opinión pública en Suecia para evitar esto podría ser determinante, según el jurista.

¿Puede Julian Assange comparecer por las denuncias realizadas por dos mujeres en Suecia en su contra fuera de ese país?

La defensa del fundador de Wikileaks ha ofrecido a la fiscalía sueca varias opciones para responder a sus preguntas sin necesidad de desplazarse a su país, pero lamentan que solo hayan recibido negativas.

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, añadió en su justificación para la concesión de asilo diplomático a Julian Assange, que habían ofrecido que la justicia sueca tomara declaración a su protegido en la legación diplomática de Londres. Algo que tampoco habrían aceptado.

El profesor Brotóns asegura que no habría sido una fórmula nueva: “La comisión rogatoria es bastante frecuente”.

Fuente: Lainformacion.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s