Perfiles personales vs perfiles profesionales en redes sociales

Por María Alonso, en queescomunicacion.es.

perfil personal profesional twitterLos responsables de Marketing y Comunicación de las empresas están enLinkedinFacebook Twitter (no todos, aquí cuenta y mucho, la brecha digital). En Facebook absoluta y radicalmente de forma personal. El vicio por compartir las fotos de las vacaciones en la Red de Zuckerberg obliga a la discreción. Aún así, muchos (lo he comprobado personalmente) tienen parte de su información personal abierta al público y alguna de sus fotos tomando el sol es visible al común de los mortales (sí, revise ahora mismo su perfil de Facebook).  En Twitter, muchos están como meros observadores. Saben que algo se mueve en ese, para ellos, micromundo en el que lo mismo se habla de política como del precio de las acciones o se reclama a una empresa. También algún CEO está en Twitter, aquí el número es escasísimo en España y Europa.

 Mientras, en Estados Unidos los CEO de las principales compañías se han posicionado en los medios sociales y entendido que la reputación online de sus empresas es uno de sus activos fundamentales.  En España encontramos, por ejemplo,  al presidente de Acciona,  @JMEntrecanales, a la presidenta de ING Direct @carinaszpika que tiene además su propia web, y a las presidentas de Microsoft, @mgarana, y Siemens, @rosagarciatwitt.

Escucho a muchos responsables de Comunicación y Marketing de empresas privadas e instituciones públicas decir que ellos están en Twitter de forma personal, hablan de sus intereses y gustos personales y no quieren (ni están en algunos casos autorizados) hablar de sus trabajos. Sin embargo, los periodistas les siguen, ellos siguen a su vez a líderes de opinión de importancia para el sector de su empresa y muchos de sus clientes e incluso inversores también. En este escenario, las probabilidades de que surja una pequeña o gran crisis de reputación online o un malentendido para la empresa aumentan. Uno puede añadir la frasecita de marras (no está mal pero tampoco es un “escudo protector”) “Las opiniones aquí vertidas sólo me representan a mí” | “These opinion are my own and do not represent…”

A muchos directivos les invaden las dudas ¿tuiteo demasiado? ¿tuiteo demasiado poco? ¿Quién lo leerá? ¿Me estarán juzgando? ¿Pensarán que, a pesar de todo, mi opinión viene sesgada por la empresa? ¿Hasta dónde debo o no debo opinar? ¿Mejor no tuiteo? ¿Podrían despedirme por esto? La respuesta a todas estas preguntas las encontrarán en nuestros cursos de formación (perdonen que también venga a vender mi libro).

Mi opinión es que cualquier perfil personal en Twitter abierto a todo el mundo es además un perfil profesional aunque no lo desee por varias razones:

  1. Si su perfil es abierto, cualquier persona puede leer lo que usted cuente a través de él. No sólo eso, puede hacer un pantallazo, retuitearlo y/o compartir el tuit. Su opinión se amplifica.
  2. Aún cuando no ponga su cargo y la empresa para la que trabaja en su bio de Twitter, quiénes le conocen y muchos de los que le siguen saben para qué empresa trabaja y cuál es su posición en ella. Sería como si en una reunión con 200 personas entre las que hay conocidos, amigos, desconocidos y detractores de mi empresa, y después de avisar de que mis opiniones no representan de modo alguno a mi empresa, comenzara a opinar sobre el trabajo de mis clientes.
  3. Si lanza algún tuit “sensible” o “peligroso”, a sus seguidores les dará igual que usted haya puesto previamente la frasecita de marras en su bio de Twitter, Linkedin o Facebook.  El que le escucha leerá e interpretará, y tuiteará o retuiteará también en la línea que le parezca más adecuada.
  4. Desconozco si somos o no lo que comemos pero si somos directores de Comunicación de la compañía, socios, fundadores, o ejecutivos de alto nivel, cuando hablamos lo estamos haciendo para la compañía también. Así, las opiniones, queramos o no, pueden asociarse a la marca de la empresa.
  5. Pongamos o no el disclaimer,  si tuiteamos algo que el presidente o director de nuestra compañía considera ofensivo, dañino o contrario a la política y misión de la compañía,¿creen que el disclaimer les otorgará “inmunidad diplomática”?

El debate está servido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s