Siete pasos básicos para practicar el periodismo móvil

5547851770_3598506559_z¿Crees que informar con dispositivos móviles es menos serio que hacerlo con los métodos tradicionales de recolección de información? Piénsalo mejor, dice Alissa Richardson, profesora de medios de comunicación móviles en la Universidad Estatal de Bowie.

“El periodismo móvil… no es algo en lo que vayas a tener éxito súper rápido”, dijo recientemente en un curso online masivo y abierto (MOOC, por sus siglas en inglés) sobre periodismo móvil realizado en el Centro Knight para el Periodismo en las Américas. En cambio, es un proceso que conlleva un tiempo de aprendizaje.

Richardson capacita a jóvenes únicamente en la utilización de smartphones, reproductores de MP3 y tabletas para la comunicación de noticias. También está creando una plataforma online de tutoriales de video para enseñarle a personas de todo el mundo a convertirse periodistas móviles, a través de su beca Harvard Nieman Foundation Fellowship. El sitio será inaugurado este mes.

En sus años de trabajo con estudiantes en Estados Unidos y en el extranjero, Richardson ha elaborado una lista de siete pasos básicos que pueden agilizar el proceso necesario para lograr ejercer un periodismo móvil efectivo: investigar, escribir, filmar y editar, geoetiquetar, almacenar y socializar. Además de ser útiles para periodistas móviles independientes, estos consejos pueden ser empleados por personas que trabajan en medios tradicionales o sin fines de lucro. Richardson exploró cada paso, resumido a continuación, en el reciente MOOC organizado por el Centro Knight para el Periodismo en las Américas:

1- Investigar: En el periodismo móvil, este aspecto no es demasiado diferente que en las noticias publicadas en medios tradicionales, en donde los periodistas se dirigen al territorio una vez que tienen “una hipótesis o una tarea asignada”, dice Richardson. Tras la Primavera Árabe, Richardson fue invitada a Marruecos para capacitar a mujeres locales a convertirse en periodistas móviles en todo el país. Debido al potencial peligro en las calles, Richardson y su equipo llevaron a cabo una amplia investigación previa, con el fin de saber por dónde podían transitar con seguridad.

Usaron Twitter para averiguar los lugares en los que se estaban produciendo los disturbios, así como FourSquare y Google Maps. “Hicimos la investigación antes de ir a Marruecos, para evitarnos dar vueltas sin rumbo con estos dispositivos tan llamativos”, dice. “Siempre supimos exactamente hacia dónde nos dirigíamos y qué estábamos buscando”.

2- Escribir: Si crees que el periodismo móvil implica que ya no tendrás que preocuparte de escribir, te equivocas. “Muchos de los periodistas móviles creen que van a usar estos dispositivos para salir a la calle a cubrir historias geniales”, dice Richardson. “Y cuando se enteran de que su tarea implica seguir escribiendo y planificando, se quejan”. Pero escribir es crucial. Después de realizar una investigación de base, los periodistas móviles deben prepararse para elaborar representaciones gráficas o escritas acerca de cómo abordar su historia. Eso puede realizarse con una lista de entrevistados potenciales acompañada por otra de planos generales. Una vez que tengas claro qué imágenes filmarás y qué tomas necesitarás, puedes anotar estos componentes en recuadros y crear la estructura básica de un reportaje. Luego, cuando te sumerjas en el territorio que vas a cubrir, podrás grabar fragmentos de sonido para completar la historia.

3 y 4- Filmar y editar: Richardson pone estos dos pasos juntos porque “los periodistas móviles realmente buenos son fantásticos filmando y editando sobre la marcha”. Eso significa que no esperan hasta volver a la oficina para montar una historia a las apuradas; lo hacen allí mismo, en el lugar de los hechos. Con el software adecuado en tu teléfono móvil puedes filmar, añadir recuadros, crear voces en off, lograr buenas transiciones y mucho más, dice Richardson. “Filmar y editar es esencial si quieres ser un periodista móvil rápido y preciso”.

5- Geoetiquetar: Después de estar un día entrevistando a personas en la calle, es difícil recordar con quién hablaste y dónde se realizaron exactamente esas entrevistas. Además, con frecuencia el trabajo puede volverse caótico, sobre todo dentro de grandes multitudes o en lugares remotos. Cuando Richardson estaba en Mohammedia, Marruecos, ella y las participantes “atravesaron la ciudad” haciendo entrevistas en la calle y “estuvieron más de cuatro horas hablando con cualquiera que parecía interesado”. Más tarde, cuando se encontraban listas para editar su trabajo, no podían recordar dónde habían estado exactamente. “Si no hubiéramos geoetiquetado la localización exacta, nunca hubiéramos sabido dónde habíamos estado”, dice. “Si eres un periodista móvil, geoetiquetar es esencial ya que siempre vas a estar en movimiento”.

6- Almacenar: Después de años de trabajar con estudiantes que están acostumbrados a simplemente “volcar su información” en los escritorios de sus Macs, Richardson dice que ha aprendido que el almacenamiento es “muy, muy importante”. Ella recomienda almacenar los archivos de audio y video en una nube mientras se está realizando una cobertura (con lo que no hay que preocuparse por volver a casa a poner las cosas en el escritorio), además de respaldar la información en un disco duro externo. “El almacenamiento es muy importante si es que vas a ser un periodista móvil, porque así como ocurren las cosas también se pierden, y tú seguramente no quieras ser alguien que tenía una exclusiva y de pronto ya no la tiene más”.

7- Socialización: Cuando Richardson estaba en Marruecos se sorprendió al enterarse de que las mujeres no se reúnen tradicionalmente en las calles. De manera que cuando se preparaba para salir al territorio con sus estudiantes, Richardson y las participantes le hicieron saber a la gente que estaban en camino. “Escribimos utilizando el hashtag #girlsonthestreet (chicasenlacalle), para que supieran que estábamos llegando y que queríamos utilizar esos dispositivos”. A través del Twitter, Richardson y sus alumnas pudieron informarle a la gente qué es lo que estaban haciendo y sobre qué cosas estaban informando. “Siempre que salíamos, compartíamos el hashtag con la gente, para que pudieran encontrar nuestro contenido con facilidad”, dijo. “Porque no hay nada peor que tener una gran historia que nadie pueda leer o ver”.

Fuente: ijnet.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s